sábado, 5 de abril de 2014

¿Cómo vestir a los niños en las bodas?




Este jueves en la sección de moda del programa 'Vamos a Ver' de Televisión Castilla y León propuse algunas ideas sobre cómo vestir a los más pequeños cuando son invitados a una boda. Si queréis ver el programa sólo tenéis que darle al 'play'. No obstante, me ha parecido interesante escribiros algunos detalles en este post, acompañados de fotografías.


Al igual que los adultos, cuando tenemos que vestir a un niño para una boda, debemos tener en cuenta:

1. El estilo de la boda. Es decir, si se trata de una boda clásica, bohemia, moderna... y además si los novios han establecido algunas pautas de vestuario para sus invitados, las cuales deberíamos respetar.

2. La estación del año. La mayoría de las bodas se celebran en primavera y verano, pero el otoño o invierno también son estaciones elegidas por algunos novios para casarse, lo que es muy relevante en cuanto a la elección de las telas y los colores.

3. La localización. Los invitados no se van a vestir igual si asisten a una boda en la ciudad, en el campo o en la playa.



La primera distinción que vamos a hacer, es si el niño o la niña forma parte del cortejo nupcial, acompañando a la novia hacia al altar, llevando las arras, los anillos o tirando pétalos de flores, o si son un invitado más. En este post, nos vamos a centrar en el cortejo nupcial.



La tradición de que los niños acompañen a la novia al altar, se dice que surge en la Edad Media, cuando a las princesas les solían acompañar los más pequeños de la familia para ayudarlas con el vestido ya que, entonces, pesaba mucho. En la actualidad, los niños representan la continuidad y el futuro. Son un buen augurio para los novios.

Los niños que forman parte del cortejo nupcial, pueden ser familiares o hijos de amigos de los novios o, incluso, sus propios hijos. Al elegir las edades, es aconsejable que los niños sepan caminar solitos o de la mano de algún otro niño, es decir, que tengan como mínimo 2 años y, que tampoco sean muy mayores, por lo que se recomienda que, como mucho, tengan 8-9 años. El número de niños que acompañan a la novia puede ser variable, desde uno hasta seis, el número lo eligen los novios, teniendo en cuenta siempre que cuantos más niños más alboroto pueden causar.


COLORES Y TEJIDOS


Los colores dependerán del estilo de la boda, del horario y del clima. Para ello, tenemos en cuenta las mismas normas que para el vestuario de los adultos:

- Por la mañana: tonos pastel como rosa, azul o beige.
- Por la tarde: tonos más subidos como azul marino, rojo o verde.

Cuando los niños forman parte del cortejo nupcial, una opción muy aconsejable que armoniza muy bien es, vestirles de blanco y utilizar los colores que haya elegido la novia para la boda en los complementos como el lazo o fajín, los zapatitos o los tocados. Las niñas llevarán siempre vestido, procurando que el talle de la cintura no sea muy bajo (a las niñas siempre les va a sentar mejor un talle más subido) y los niños pantalón largo o bermuda y camisa, aunque siempre se les puede añadir unos tirantes o una pajarita como vemos en la fotografía de abajo.



Las telas de los vestidos y trajes de los niños deben ser suaves y cómodas, procurando que no les de alergia o les roce, y eligiéndolas de forma que no pasen ni frío ni calor. Hay que procurar que estén lo más cómodos posibles. 

Las telas que más se suelen utilizar en estas ocasiones son:

- Seda. Es un tejido muy recomendable para una boda clásica en la ciudad.

- Lino. Un tejido que cada vez se está utilizando más en las bodas al vestir a los niños porque es cómodo, fresquito y, además, aporta un toque romántico a la ceremonia.

- Terciopelo. Es un tejido perfecto si la boda se celebra en otoño o en invierno porque es muy elegante y abrigado.

Como tendencias en tejidos podemos destacar la utilización del tul sólo o combinado con organza. Se está viendo mucho en bodas y le da un aire romántico e inocente al vestuario de las niñas.




COMPLEMENTOS


En los niños también son muy importantes los complementos. En las niñas podemos optar por coronas de flores o pasadores con flores secas o de tela. En los niños por tirantes, pajaritas o corbatas. Debemos tener en cuenta también, si el día de la boda puede hace frío, o si se alarga hacia la noche que los niños no estén desabrigados. Por tanto, hay que tener prevista una chaqueta, es mejor no improvisar. La chaqueta debería ser de piqué y cortita para que no tape el vestido o, del mismo tejido del vestido pero siempre tipo bolero.




Fotografías: Via Pinterest




3 comentarios: